LAS MUJERES ANCHOVERAS

Las mujeres de L’Escala han sido desde nuestros orígenes las encargadas de esganyar las anchoas, de sazonarlas, de colocarlas cuidadosamente en los bidones, de filetearlas y de acondicionarlas una a una en su envase especial.

 

Este método tradicional, creado por mujeres nacidas en la villa, se ha repetido al lo largo de los años pasando de madres a hijas y se caracteriza por una gran delicadeza y un saber hacer que mantiene intacto el proceso desde la primera generación de anchoveras.